La palabra salud, para un niño muy pequeño, es abstracta. Él sabe cuidar de su perro o de su pájaro, pero no de su salud. Por eso necesita estrategias y juegos que conviertan ese concepto para adultos en algo tangible y, por qué no, divertido. Esto hacen a diario en el Colegio Santa María del Camino de Madrid a través del Programa SÍ! de la Fundación SHE, un proyecto de intervención escolar creado por el Dr. Valentín Fuster y apoyado por la Obra Social ”la Caixa”, que busca educar a los niños en hábitos saludables, de forma que reduzcan el riesgo de enfermedad cardiovascular y mejoren su calidad de vida en la edad adulta.

Caminar por las instalaciones de este colegio madrileño supone toda una lección en salud, valores y buenos hábitos. En las paredes de las aulas y pasillos cuelgan carteles, realizados por alumnos del centro de todas las edades, en los que podemos aprender qué tipos de comida ponen contento a nuestro corazón y cuáles suponen una bomba para él, cómo funcionan el sistema cardiovascular o el digestivo, y también por qué es importante el ejercicio físico, entender nuestro cuerpo o comprender nuestras emociones para así aprender a gestionarlas.

Además, el jardín del centro está lleno de árboles frutales y tienen incluso una huerta, que los propios niños trabajan. Como parte del programa, también aprenden recetas, entienden la importancia del descanso, de la higiene para prevenir enfermedades, de limitar las horas frente a la pantalla o del equilibrio emocional.

 

 

 

 

Este colegio fue el primero en el que se implantó el Programa SÍ! hace 10 años y, actualmente, casi 300 colegios españoles participan en él, así como escuelas de Colombia, México y Perú. “Empezamos a trabajar desde los tres años en darles herramientas, valores y habilidades, para que luego ellos sean proactivos en su salud. Cuanto antes empecemos a crear hábitos, más duraderos serán para la vida”, explica Isabel Carvajal, directora del colegio y también directora pedagógica de la Fundación SHE (Foundation for Science, Health and Education).

Para los niños de 3 a 6 años el programa consiste en una formación de 70 horas lectivas repartidas a lo largo del curso o trimestre, y trabaja en cuatro estratos diferentes: el aula, los maestros, el ambiente escolar y las familias. Incluso les mandan “deberes” para los fines de semana: desde hacer una excursión por el campo hasta cocinar en familia o que les cuenten un cuento antes de irse a dormir. Cuanto más pequeños son los niños, más necesario se hace que se involucren padres y profesores, que son modelos para ellos, y el programa va creciendo en contenidos y en complejidad a medida que crecen también los alumnos.

Este sábado, 14 de abril, la Fundación SHE junto con la asociación de niños y jóvenes con problemas de corazón AACIC CorAvant y PortAventura celebran la Festa del Cor. Ese día, las entradas del parque estarán a 22 €, y parte de los beneficios recaudados serán destinados al Programa SÍ! Un día completo en el que solidaridad y diversión unen fuerzas para conseguir corazones sanos y niños contentos. Isabel lo tiene claro: “La prevención de enfermedades cardiovasculares es parte de la felicidad del futuro”.

 

Texto: María Arranz

Fotografía: Silvia Varela