El coronavirus ha sido como un tsunami que ha alterado el día a día de nuestra sociedad. Afortunadamente, muchas empresas han conseguido adaptarse pese a las dificultades. De hecho, el programa Incorpora de la Fundación ”la Caixa” continúa con su labor, facilitando la inserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad en sectores esenciales que no han cesado su actividad. Y, además, ha lanzado la iniciativa digital Diálogos Empresariales Incorpora, donde representantes de empresas y técnicos del programa debaten sus retos y oportunidades. Los puedes seguir en directo en el Facebook de la fundación y en su canal de YouTube. En la primera sesión*, Beatriz Torres, gestora de la oficina de empresas de Incorpora en Madrid, charla con Luis Suárez, director de RR. HH. de FCC – Medio Ambiente, de cómo les ha afectado esta crisis o de los perfiles más solicitados en la situación actual, entre otros temas.

La relación de FCC con Incorpora no es cosa de hace dos días. Esta organización –presente en 13 países y que emplea a más de 32.000 personas solo en España ofreciendo servicios e infraestructuras para la ciudadanía– colabora desde hace 15 años con varias entidades que trabajan para facilitar la inserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad. “Un día descubrí Incorpora y contacté con ellos. Todo fue muy rodado y fácil”, dice Luis, director de RR. HH. de la compañía. 

 

Ilustración trabajadores esenciales coronavirus

 

De hecho, fruto de ese acuerdo, el año pasado FCC contrató a 381 personas en situación de vulnerabilidad. “Los encontramos a través de Incorpora y las entidades que colaboran con este programa, que son las que desempeñan esa labor previa e importantísima de preparación del candidato: le ayudan a recuperar la autoestima, a reconstruirse, a respetarse a sí mismo y a formarse para conseguir un puesto de trabajo y dar lo mejor de sí. Creo que hay que rendirles respeto. Las empresas no somos más que el último eslabón para que se integren en el mundo laboral con las mismas condiciones que el resto”. 

Sin embargo, en 2019 todavía disfrutábamos de esa añorada “normalidad”, ajenos a lo que estaba por venir. La situación actual ha traído cambios profundos en las organizaciones, que han tenido que adaptarse a un contexto de pandemia y confinamiento. Y eso ha obligado a Incorpora a tirar de creatividad para reinventarse y continuar facilitando la inserción laboral de los que más lo necesitan. “Los perfiles han cambiado”, cuenta Beatriz, gestora de la oficina de empresas de Incorpora en Madrid. “Antes gestionábamos muchas ofertas del sector de la hostelería. Ahora tenemos, sobre todo, propuestas para servicios auxiliares en hospitales, centros sociosanitarios, de cuidado de personas o de reparto. Y los resultados han sido positivos: estas semanas más de 1.600 personas han conseguido trabajo en casi un millar de empresas colaboradoras”.  

FCC es una de ellas. Necesitan trabajadores para tirar adelante un servicio esencial: la limpieza de las calles, nuestros espacios comunes. Y adaptarse a la realidad actual no ha sido fácil. Cuentan que su día a día ha cambiado radicalmente en tres ámbitos fundamentales: la protección del personal para prevenir el contagio, el reemplazo de los que tienen que ponerse en cuarentena y la gestión del miedo de los empleados a infectarse. “Aplicamos todas las medidas legales de prevención –e incluso más– para protegerlos. Y les dotamos de los medios oportunos: mascarillas, termómetros, etc. Imagínate: tomamos la temperatura a todo el mundo en centros donde trabajan 1.500 personas. Afortunadamente, nuestra tasa de incidencia está por debajo de las ratios de la población general”, afirma Luis. 

Por su parte, Beatriz destaca la actitud positiva de los candidatos y candidatas. “Recibimos comentarios de trabajadores de IFEMA o del Hospital de Igualada que nos dicen que quieren seguir ayudando y apoyando a la sociedad cuando más lo necesita a pesar del peligro que supone para ellos. Nos están dando una lección”, relata orgullosa. Y Luis lo constata: “La resiliencia, la capacidad de adaptación y de identificación con la empresa de estas personas es extraordinaria. Y ver que, por ejemplo, en España, nuestros operarios están recibiendo aplausos del vecindario… es emocionante”. 

Beatriz recuerda, no obstante, que Incorpora no solo colabora con empresas grandes, como FCC, sino que, sobre todo, puede ayudar a las pymes a encontrar el candidato ideal. “Siempre les digo lo mismo: que lo prueben. Es un servicio sencillo, accesible y local, con 20 grupos en toda España. Además, acompañamos a las empresas para explicarles todos los beneficios. Se lo ponemos en bandeja”. 

A Luis, por su parte, le parece importantísimo poder organizarse en pequeños grupos conectados entre sí, como si fueran “un banco de peces” de todos los tamaños, gracias a una “gran red” como la de Incorpora. Y concluye con una reflexión: “Quiero destacar que mejorar la empleabilidad de las personas en situación de vulnerabilidad es cosa de todos. Vivimos en sociedad. Y mejorar la vida de nuestros vecinos, en realidad, nos beneficia a todos”. 

 

*Escucha la charla completa, moderada por el jefe de Economía de El Periódico de Catalunya, Agustí Sala, en el canal de YouTube de la Fundación ”la Caixa”. 

 

Texto: Bárbara Fernández