“La casa de las noticias” podría ser el título de una novela, un mundo abstracto en un universo paralelo o un mural hecho por los vecinos del barrio de Lavapiés o de Gracia. Pero, en este caso, la frase es una bienvenida. La bienvenida a una aventura que pretende dar alas, puntos de vista y excelencia a los 18 alumnos de periodismo elegidos entre 172 de todo el territorio para formar parte de la XIV edición del Programa de Becas de Periodismo ”la Caixa” – Agencia EFE, considerado por las universidades como el mejor de España. Una aventura que durará 18 meses y que pretende convertir a estos jóvenes talentos del periodismo en los profesionales del mañana.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil. La aventura de estos 18 jóvenes empezó tiempo atrás cuando decidieron dedicarse al mundo del periodismo. A Irene Monmeneu fue Arturo Pérez-Reverte quien le contagió las ganas de narrar. El referente de Antonio Santos era, es y será Iñaki Gabilondo. Y Paula García admira la manera que tiene Xavier Aldekoa de contar historias sobre África al mundo. Ellos son tres de los 18 aventureros que, gracias a sus ganas, esfuerzo y manera de entender lo que está por contar, ahora tienen la oportunidad de aprender de los periodistas a la vanguardia del oficio.

Todos ellos están realizando el último curso de Periodismo y la primera parte de las prácticas que facilita la beca en las delegaciones de EFE en España. Y todos saben que esta puede ser una de las grandes aventuras de su vida. “Ya estamos en marcha. La aventura es frenética y estamos viviendo el ritmo periodístico intenso de una redacción. Es la manera de aprender, ¡y estamos aprendiendo mucho!”, nos cuenta otro de los becados, Demófilo Peláez.

 

 

La aventura quedó oficialmente inaugurada la semana pasada en el acto de bienvenida institucional, que tuvo lugar en la sede de la Agencia EFE, donde el debate y la reflexión sobre los tiempos en que vivimos, las noticias falsas y la necesidad de nuevos puntos de vista fueron compartidos con los 18 afortunados. “Tenéis que arriesgar, sufrir, pero sobre todo disfrutar de esta oportunidad que arranca”, les dijo Fernando Garea, presidente de la Agencia EFE y ahora uno de sus nuevos mentores.

Jaume Giró, director general de la Obra Social ”la Caixa”, les pidió “ser honestos y valientes, para que el periodismo pueda abrirse camino en la jungla de internet y las redes sociales”. Y, ante tal reto, los aventureros se crecieron. Antonio habló de la necesidad de luchar contra la desinformación; Irene, de sus ganas por despertar las consciencias de Occidente, y Cristina fue más allá. Ella llega desde Tenerife y quiere ser parte activa del periodismo político: “Hay que combatir a gente como Trump, que pone trabas para que la prensa no cuente la verdad; cosa que, al fin y al cabo, es nuestro trabajo.”

Tras este primer episodio, llegará el momento de salir al extranjero, en una de las delegaciones internacionales de EFE. En este punto, la mayoría coincidía: quieren aprovechar la beca para irse lo más lejos posible. Y lo dicen sin titubear y con el deseo de encontrar allí todas las historias que siempre han soñado contar al mundo.

Estos jóvenes tendrán la oportunidad de aprender y enseñar al mismo tiempo. Aportarán enseñando la mirada que tiene su generación sobre un mundo donde el cambio es una constante: “Hoy en día, cuando empezamos a estudiar ya sabemos que no lo vamos a tener fácil, así que entramos en este mundo sin dar nada por sentado”, dijo Paula, y los periodistas Àlex Cubero y Paula Ericsson, padrinos de esta XIV edición del programa de becas de la Obra Social ”la Caixa” y antiguos becados, asintieron. “No tengáis miedo a salir de vuestra zona de confort: de las correcciones y de las broncas también se aprende”, aconsejó Ericsson.

La vida de Àlex sigue ligada a EFE como redactor político en Barcelona. Paula, en cambio, trabaja actualmente en la revista digital La Mira. En su día, ella eligió Ciudad de México como destino de la segunda parte de esta beca y, a pesar de que ya no trabaja en EFE, defiende que el rigor y el trabajo duro que aprendió allí siguen siendo parte de su ADN como periodista. Nadie mejor que ellos para aconsejar a estas jóvenes promesas: “Yo les diría que sean como una esponja”, dijo Àlex, “que tengan humildad para absorber y aprender de todo el mundo y, al mismo tiempo, valentía para plantear propuestas”.

Entre todos, con esa mirada crítica que estimula la reflexión y el debate, se irá dando forma a lo que Fernando Garea opina que deberían ser las casas de noticias. Porque las redacciones perfectas son precisamente aquellas que combinan la experiencia de periodistas veteranos con la mirada fresca de los jóvenes.

 

Texto: Tendencias.tv
Fotografía: Miriam Herrera