Ni cáncer ni sida ni malaria. Actualmente, la enfermedad que causa más muertes infantiles es la neumonía, una afección bien conocida de las vías respiratorias que los médicos pueden prevenir y tratar desde hace mucho. ¿Cuál es entonces el problema? Que los recursos sanitarios difícilmente llegan a las zonas más desfavorecidas. Para revertir esta situación, hace más de 10 años que ”la Caixa” empezó una lucha junto a GAVI The Vaccine Alliance y posteriormente con UNICEF. Una batalla a la que no han dejado de sumarse aliados, hasta hacer posible el primer Foro Global sobre Neumonía Infantil, una gran oportunidad para conseguir que los 9 millones de niños y niñas que podrían morir en la próxima década tengan, en cambio, la vida que merecen.

Asistentes de 30 países. Ministros y autoridades de países africanos y asiáticos. Las más prestigiosas entidades y fundaciones de salud global, presentes en el auditorio de CosmoCaixa: el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Save the Children, UNICEF, Every Breath Counts, GAVI The Vaccine Alliance, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Fundación ”la Caixa”, USAID y Unitaid. Y un solo objetivo: reducir a la mitad las muertes infantiles por neumonía en el 2030, que en estos momentos son de 800.000 al año. Una cada 39 segundos.

“Si lo ponemos en perspectiva, el coronavirus en total ha causado cientos de muertes en estas semanas, pero por la neumonía ¡mueren 2.000 niños al día!”, ha explicado Quique Bassat, profesor e investigador de ISGlobal, para subrayar la importancia de este problema tan olvidado. Olvidado sobre todo en los países con menos recursos, en los que mueren 27 niños de cada 1.000 por neumonía, mientras en países desarrollados como España no llegan ni a 0,3 decesos por cada 100.000 enfermos. “Queremos el mismo estándar para cualquier lugar del mundo. Hemos conseguido llevar las vacunas al 80 % de los países y ahora el objetivo debe ser alcanzar el 100 %”, destacaba Seth Berkley, CEO de GAVI.

En efecto, si en países como España el número de muertes por neumonía en niños menores de 5 años es tan bajo, es porque ya sabemos cómo prevenirla y tenemos los recursos para hacerlo: nutrición e higiene adecuadas, calidad del aire en el interior de los hogares, acceso al agua potable y a la atención médica de calidad (con vacunas, antibióticos, oxígeno…). Ahora se trata de hacerlo llegar a todos los rincones del mundo, sin más preámbulos. Por eso este foro no iba a ser un lugar para la reflexión, sino un llamamiento a la acción. “Les pido a los líderes mundiales que hagan algo más que ir a conferencias. Que trabajen para que la ayuda llegue a países ricos y pobres, porque cada vida es importante”, reivindicó Luk Tombekana, una joven activista conocida como “la Greta Thunberg india”.

La salud global es también una prioridad para ”la Caixa”, que lucha contra la neumonía con distintos enfoques en países con un acceso limitado a la asistencia médica: trabajando en la prevención de enfermedades evitables junto a GAVI The Vaccine Alliance; haciendo posible un diagnóstico precoz y aportando tratamientos a través del programa ARIDA en colaboración con UNICEF, y promoviendo la unión de las voluntades públicas y privadas, gracias a las cuales los asistentes al foro pudieron constatar por fin varios avances concretos. El primero, una nueva vacuna low cost contra el neumococo –una de las causas de neumonía bacteriana más importantes–, creada por el Instituto Serum de la India. Otra buena noticia fue el lanzamiento de un manual conjunto de la OMS y UNICEF para proporcionar apoyo al personal de salud en la adquisición, el uso y el mantenimiento de productos dispensadores de oxígeno. Y lo más esperado: se consiguió el compromiso de varios gobiernos para seguir apoyando a GAVI y garantizar más cobertura igualitaria de la vacunación. Por su parte, el ministro de Sanidad español, Salvador Illa, aseguró el compromiso de su gobierno con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Seguiremos apoyando los esfuerzos de los países socios para que desarrollen sus sistemas sanitarios, extendiendo la cobertura universal a toda su población”.

Hemos reducido la mortalidad infantil a la mitad en los últimos 20 años, pero aún hay demasiadas muertes que podemos prevenir”, insistía Julie Bernstein directora adjunta de la Fundación Bill & Melinda Gates. “Por fin estamos discutiendo qué nos toca hacer en los próximos 10 años, y este evento es un primer paso importantísimo”, alentaba Bassat de ISGlobal.

Para Carmen Molina, directora de sensibilización y políticas de infancia de UNICEF, la clave del éxito será “la iniciativa privada y la pública luchando por una misma causa”. Aunque según Kevin Watkins, director ejecutivo de Save the Children, “todos podemos hacer cosas que marquen la diferencia: escribir una carta a los representantes políticos o al periódico, contactar con organizaciones, hacerse voluntario… Hemos de conseguir que ocurra lo mismo que con el clima: poner el problema en la agenda”.

En resumen, todos destacaban lo conseguido y lo mucho que queda por hacer, pero desde un optimismo que fue creciendo durante los tres días de congreso y que también mostró Antoni Vila, director general de ”la Caixa”: “Estar aquí hoy y ver que autoridades, directivos y científicos de las más prestigiosas entidades del mundo están unidos y comprometidos contra la mortalidad infantil me hace pensar que el fin de la enfermedad es posible”.

 

Fotografía: Lydia Metral