Laia Sabaté es fotógrafa, vive a caballo entre Barcelona y Tarragona, y tiene una sensibilidad especial para convertir en delicadas instantáneas los detalles más insignificantes. Es una gran fotógrafa de lo cotidiano. Esta imagen la tomó en el Aquarium de Barcelona, “un lugar al que no había ido desde hacía casi 20 años. Fui de pequeña con mis padres y tenía un recuerdo espectacular, pero, como acostumbra a pasar en casos así, volver a verlo con ojos de persona adulta me decepcionó”. Decidió ir al acuario porque el encargo era ilustrar un artículo en el que se entrevistaba al doctor en Biología y Ecología Marina, Sergio Rossi, que iba a hablar de la situación y de la importancia de los océanos. A la hora de realizar esta fotografía en concreto, a Laia le inspiró la luz que pasaba a través de las cristaleras. “Era preciosa. Le pedí a una chica que se pusiera cerca para ver cómo reaccionaba la luz con su piel. Fue un momento muy bonito que, por suerte, conseguí capturar.”