La fotógrafa catalana Rita Puig-Serra combina la foto comercial con sus proyectos personales. El día que tomó esta instantánea, “sabía que iba a hacer fotos de un ensayo de danza contemporánea del proyecto artístico comunitario Aquario Barcelona, pero no tenía mucha más información. Cuando llegué a la sala de ensayo en CaixaForum Barcelona y se apagaron las luces, empezó la magia. La chica de la foto se puso a andar por la sala, con una pecera redonda iluminada bajo los brazos. Era una escena preciosa. Una vez que llegó al centro de la sala, metió los pies en un barreño, levantó la pecera y empezó a tirarse toda el agua por encima”. Respecto a la idea de voltear la imagen, Rita cuenta que hacía tiempo que los creativos de ALMA tenían una idea en la cabeza: tomar una foto en horizontal que funcionara también en vertical. “Un espectáculo de danza contemporánea parecía un buen lugar donde poder realizarla”. El resultado habla por sí solo.