En las galaxias más lejanas se esconden misterios que todos queremos resolver. Pero a veces son los misterios más pequeños, más cercanos, más cotidianos, los que son más urgentes de resolver. En la familia del ilustrador Óscar Alonso hay casos de problemas cardiovasculares. Así que “además de intentar cuidarme para que mi futuro sea largo, también me parece importante estar pendiente de los avances que se puedan hacer para prevenir, curar y erradicar las enfermedades del corazón”. Avances que no serían posibles sin compromisos como el de ”la Caixa”, que impulsa la investigación cardiovascular junto a diversos centros de investigación. Para hacer esta viñeta, Óscar nos cuenta que le ha inspirado precisamente “toda esa gente que está investigando sobre un tema tan elemental, nuestro corazón, pero que no tiene el glamour que tienen otros temas”. Para él, “cuidar del motor más importante que tenemos debería ser una prioridad”, y cree que hay que poner en valor a los profesionales que están gravitando alrededor de este órgano: médicos, investigadores, gente que aporta nuevas formas de cuidarlo… “No serán muy conocidos, pero son realmente los que pueden mejorar sustancialmente nuestra calidad de vida”.