Según la ilustradora Cristina Daura, la lucha y las manifestaciones por los derechos de la mujer no es algo que se pueda hablar o hacer en singular, sino siempre en colectivo. “Algunas tenemos la suerte de haber nacido en una zona del planeta o en un entorno social privilegiados. Puede que muchas sintamos que nuestros derechos ya son respetados en el ámbito laboral, doméstico o personal, pero eso no quiere decir que otros colectivos lo sientan así y no por eso debemos dejar de luchar por las desigualdades pendientes, porque aún queda mucho camino por recorrer”. Sin ir más lejos, según un estudio reciente del Observatorio Social de ”la Caixa”, en igualdad de condiciones las mujeres tienen un 30 % menos de probabilidades de acceder a un proceso de contratación que los hombres. Y esto es solo la punta del iceberg. Para la viñeta, Cristina se ha basado en la idea de que “todos los movimientos feministas han conseguido sus derechos a base de unión, fuerza y constancia”. Porque unidas siempre somos más. Más fuertes. Más resolutivas. Más felices. Más poderosas.