El Día Internacional de la Solidaridad Humana coincide con unas fechas en las que muchas personas están escribiendo sus cartas a los Reyes Magos. Cartas en las que pedimos muchas cosas para nosotros. Pero, “¿y si este año las pidiéramos para otras personas?”, propone Dalmaus. “Dicen que los Reyes Magos lo saben todo y lo pueden todo”, sigue el ilustrador. “Y cada año nos lo demuestran dejándonos en nuestras casas algunos de los regalos que hemos pedido, ¿verdad? Pues hagamos un experimento este año. Pidámosles muchas cosas. Muchísimas. Más que nunca. Y pidámosles también que no vengan a nuestras casas. Escribamos cartas solidarias. Pidámosles que vayan a visitar a las personas que más necesitan lo que nosotros ya tenemos”. Ayudar a otras personas es el mejor regalo que uno puede hacerse a sí mismo esta Navidad.