“Ponerme a hablar con gente de otra religión y buscar similitudes y diferencias es una de las cosas más enriquecedoras que he vivido”, dice Óscar Alonso. El ilustrador tiene amigos de países muy distintos y alguna vez se han puesto a hablar sobre sus creencias. “Son mundos que parecen muy lejanos pero que, cuando tratas de entenderlos, resulta que no lo son tanto”. Con esta viñeta, el ilustrador busca que la gente se quede con la idea de escuchar e intentar comprender al otro como el primer paso antes de emitir un juicio. Y esto es precisamente también lo que persigue la iniciativa de La Semana de las Religiones que el proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural de ”la Caixa” impulsa en distintos territorios nacionales. Una iniciativa que busca promover las visitas a los centros de culto de las principales comunidades de cada zona, ya que el diálogo es la base de la promoción de una cultura de la paz y de una actitud de tolerancia de las diferencias. Como dice el ilustrador, “todo es más sencillo si nos conocemos y nos ponemos en la piel del otro”.