Hoy es un día para celebrar nuestra unidad en la diversidad. Para recordar que, aunque a veces nos cueste pedir ayuda, nos tenemos unos a otros. Hoy también es un día para demostrar que estamos ahí. Y, con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, para gritar bien fuerte que hay muchas maneras de ayudar, y seguramente la mejor sea dedicar tiempo a la gente que te rodea. Según la ilustradora Higinia Garay, “tenemos que intentar sacar un hueco en nuestras apretadas agendas para la gente que queremos. Pero no como obligación o por sentimientos de culpa y responsabilidad. Hay que disfrutarlo de verdad. Hay que estar presente en ese momento, de cuerpo y mente, aunque sea en silencio y no haya palabras que lo llenen". Porque tu tiempo no tiene precio, pero para muchos es el mejor regalo.