La viñeta de la ilustradora Ana Galvañ para el Día de la Madre gira en torno al papel de la mujer en la sociedad actual y quiere ser un homenaje a todas las madres de hoy “que prácticamente tienen que convertirse en supermujeres para compatibilizar trabajo, tareas domésticas y maternidad”. Ana lo ve a diario en su entorno: “Hay mucha presión social para que todas seamos unas madres perfectas y a la vez unas triunfadoras tanto en el ámbito social como en el profesional. A mí lo que me gustaría es que se respetara la decisión de cualquier mujer de tener o no descendencia, que se entienda lo duro que es y los obstáculos que hay en el camino”. Porque fuera de la ciencia ficción, los superpoderes se los construye una con esfuerzo y actitud, día a día.