2019 ha sido un gran año para la lucha contra el VIH. Sobre todo, porque, en abril, el caso del llamado “paciente de Londres”, en el cual tuvo un papel clave IrsiCaixa, confirmó que el virus se puede eliminar por completo del cuerpo de una persona. ¿No te habías enterado? Inspirado por este y otros avances, Óscar Alonso ha creado una viñeta que nos habla de cómo la ciencia ha conseguido abrir una puerta a algo que parecía imposible hace nada. “Crecí en los años 90, escuchando en la tele que el sida era algo fulminante, definitivo, duro. Ahora vemos cómo la ciencia ha dado pasos de gigante y hay incluso casos tan increíbles como el de la segunda persona que se ha curado.” Según el ilustrador, “aunque la ciencia parece moverse más despacio que un glaciar, hay que tener paciencia y apostar por ella porque solo así podremos leer, un día, el gran titular que la sociedad está esperando: se acaba el sida para siempre”.