“Aunque aún falta mucho camino por recorrer, hoy las mujeres tienen más oportunidades que tiempo atrás. Cada día estamos más cerca de la igualdad. Pero todavía es algo por lo que ellas tienen que luchar y defender día a día. ¿No sería maravilloso que las niñas ya nacieran con las mismas oportunidades que los niños?”, plantea Dalmaus. De hecho, según el ilustrador, “la igualdad de género se empieza a construir desde que los niños son muy pequeños, incluso recién nacidos. Cuando nace un niño, escuchamos expresiones como “mira qué fuertote”. Y cuando nace una niña: “Ay, qué cosa más dulce”. Eso les marca de alguna manera en el futuro. Y es algo que todos podemos cambiar.” A la igualdad de oportunidades a través de la educación para niños y niñas contribuye también el programa de lucha contra la pobreza infantil CaixaProinfancia. “Sería maravilloso que todos tuviéramos las mismas oportunidades, que empezáramos desde el mismo punto de partida, sin tener que luchar por lo que debería ser de todos”, concluye Dalmaus.