Superar las barreras culturales es esencial para la paz y el progreso. Hoy, Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, Ana Galvañ nos recuerda que, como los propios personajes de esta viñeta, nuestro poder reside en la capacidad que tenemos de hacer equipo y ayudarnos mutuamente, para poder salir de las cuadrículas que nos etiquetan a diario, y mostrar así nuestro orgullo de ser diferentes. La ilustradora murciana quiere gritar al mundo que dejemos atrás de una vez por todas los prejuicios, y nos revelemos contra las injusticias, apoyándonos y creando lazos entre todos y todas. “Mi viñeta es una llamada a la acción. Porque la diversidad cultural nos enriquece”, y qué día mejor que hoy para empezar a crecer como sociedad.