Los datos son los que son. Según el INE, en España hay más de ocho millones de personas mayores de 65 años. Un 18,8 % de la población. ¡Y un 6,1 % son octogenarios! Qué suertudos, pensaréis algunos, poder vivir tantos años. Pero lo importante es cómo se vive. Porque por muchos años que lleve uno a sus espaldas el ser humano es un ser social por naturaleza. De principio a fin. Necesitamos el contacto con otras personas. Es lo que de verdad nos llena. Todos queremos algún tipo de compañía. Y hay muchas formas de acompañar; una de ellas, el silencio: un hecho tan simple como compartir un espacio sabiendo —tan solo por una mirada cruzada o una palmadita inesperada en la espalda— que el otro está ahí por ti puede valer oro. Cuando esto falta, el programa Siempre Acompañados de la Obra Social ”la Caixa” facilita oportunidades y empodera a las personas para que sean capaces de hacer frente a las situaciones de soledad, además de generar redes comunitarias de apoyo y cuidado entre todos los ciudadanos.