“Esta viñeta está inspirada en nuestra comunidad de vecinos. No la de mi edificio ni del edificio contiguo, sino la gran comunidad de vecinos que conformamos todos los habitantes de esta sociedad”, dice Dalmaus. “Basta con salir al balcón para ver que todos estamos cuidando de todos. Nos dijeron que nos quedáramos en casa. Y eso es lo que estamos haciendo todos los que podemos. No lo hacemos por nosotros. Lo hacemos, sobre todo, por los demás. Por las personas mayores, por las más vulnerables, por todas las que nos rodean. Sean o no conocidas. Porque sin ellas, lo estamos viendo estos días más que nunca, no somos nada.” Las grandes crisis son también grandes momentos de solidaridad. “Y así lo estamos demostrando”, sigue el ilustrador. El confinamiento puede que se alargue. “Pero debemos resistir. Hoy debemos permanecer juntos, cada uno desde su casa, para que mañana podamos ir juntos allá donde queramos. Sigamos así. Hoy, mañana y hasta cuando sea necesario, #YoMeQuedoEnCasa.”